¿Qué es Sed?

Allá por julio del 2007 (sí, quién diría que pasó tanto tiempo, no?), andaba enojada con mi inspiración ausente y decidí sentarme y obligarme a escribir algo. Vino una imagen a mi cabeza. Oscura, extraña. Jugué a describirla. Así surgió el primer capítulo de Sed (que en ese momento para mí era "estacosaquestoyescribiendo").

No soy una persona de esas que finalizan los proyectos que comienzan, pero a medida que surgieron capítulos y la gente se fue enganchando... adquirió este título (provisorio u_u jajaja) y ya no hubo marcha atrás.

Es gracias a ustedes -a su avidez de beber más y más de la trama- que Sed acaba de arribar a su capítulo 50, el último de la historia. Bueno, y a unos cuantos picotones de Pablo (mi novio) n_n

Ahora comienza la etapa de corrección, espero que no se haga demasiado larga... y a ver qué pasa con la editorial, porque tengo pensado publicarlo :D


Quiero agradecerles enormemente el aguante. La paciencia, los comentarios, las críticas, o que sólo hayan leído sin decir nada. Las palabras están para ser leídas, ese es su mayor destino.

Un abrazo gigantesco que los abarque a todos ^^


Sed es una historia que gira en torno a la soledad y la necesidad e idealización del otro. Es una novela salpicada de sangre, algo de sensualidad y mucho misterio.

Los acontecimientos que transcurren en ella, van entrelazando las vidas de los personajes. A veces para bien, a veces para mal... otras para peor.

Los invito a leerla y criticarla con confianza. De eso se alimenta mi escritura.


El contenido de esta historia puede resultar ofensivo para algunas personas, si usted es de esas que se ofenden.... por favor diríjase a otra parte.
Muchas gracias y disculpe las molestias ocasionadas.


Atte, La autora.

19/6/10

.: I :. (Oscuridad)



No.
No puedo.No puedo dejar de hacerlo.No.No debo.No...NO.

Se tapó los oídos con ambas manos como si de esa manera pudiese acallar su propia voz interior.
El cabello chorreaba sobre su rostro en mechones húmedos. No recordaba si había sido lluvia, sudor o lágrimas.Comenzó a temblar descontroladamente. No era frío. Tampoco miedo. Era como dejarse ir. Como liberar un montón de tensiones reprimidas. Como querer dejar escapar un grito gigantesco desde lo más profundo de sí.Basta.Se obligó a detenerse. No sabía qué podría suceder si no lo hacía a tiempo. Respiró hondo varias veces seguidas hasta controlar su cuerpo otra vez. Abrazó sus piernas con fuerza, enterró la nariz entre las rodillas y cerró los ojos.Sintió la oscuridad ir apoderándose lentamente de su interior al mismo tiempo que, sabía, lo hacía del exterior.Había cosas en la vida que era más fácil dejar ser que intentar revertirlas. Por más que luchara contra ellas en momentos de desesperación repentina. Terminaban resurgiendo, rebalsando, inundando, apoderándose de todo. Y en esos momentos el dolor no existía. Había sólo un sordo y ciego placer, espeso, húmedo. Irresistible.Vas a sangrar para mí.
Fue cayendo en un profundo sopor, hundiéndose en el silencio de la noche mientras infinidad de imágenes inconexas invadían su mente.

2 comentarios:

Karl Lazaro dijo...

vengo a comentar porque la imagen del post hace juego con mi avatar :D

~°º¤ø} Nâtu Åmbar {ø¤º°~ dijo...

Jajajaja ^^ Bueno, gracias por hacer olas por aca :)